Antapaccay busca promover la ayuda social y el voluntariado como servicio a la sociedad. Su fuerza de trabajo integra la solidaridad de aquellas personas que se identifican con el sufrimiento del prójimo y quieran donar su tiempo ayudando y colaborando.
¡Hay infinidad de razones para hacer voluntariado!

Hacerse voluntario o voluntaria es una decisión. Que tomamos obedeciendo la voluntad de ayuda al prójimo. Dios nos envió con inquietudes, capacidades y actitudes para servir a nuestro entorno y nuestra sociedad.

El dentro de su perfecto plan en nuestra vida, nos las dio para hacer sentir mejor a otros y a nosotros mismos.

¿Por qué hacer voluntariado?

 

1)     Cumplir con el plan para el que fuiste enviado.

Cuando te conviertes en voluntario o voluntaria te sientes útil. Te das cuenta de que tus acciones, tus tareas como voluntario/a tienen un objetivo y ayudan a otras personas o al medio ambiente.

2)     Ayudar Creara lazos con tu comunidad

¿Te gusta trabajar con otras personas, sumando fuerzas, compartiendo experiencias y aprendiendo de otras, caminando y creciendo juntas? Cuando te conviertes en voluntario/a de una organización de tu comunidad conoces gente diferente y aprendes a sumar esfuerzos para conseguir un objetivo.

3)     Sé valiente y pon a prueba tus capacidades

El Apredizaje vivencial, es lo mejor que nos puede suceder en la vida. Cuando haces voluntariado te sumerges en la experiencia y aplicas tus conocimientos y capacidades. las empresas o ONGs, valoraran positivamente todo lo que has aprendido siendo voluntario/a.

4)     Aprender de la sociedad que te rodea

Dios nos hizo eminentemente interrelacionales y por eso cuando haces voluntariado, aprendes mucho de la sociedad que nos rodea y se agudiza tu sensibilidad por los problemas sociales. Comprométete como voluntario/a. Comprender el mundo y enriquecer tu punto de vista.

5)     Mejorar tu Gratitud y generosidad, sentimientos que nos hace crecer.

Estos sentimientos mejoran la autoestima, al mismo tiempo que nos ayudan a salir de nosotros mismos/as, suaviza el egocentrismo y mas bien nos hace agradecidos a Dios por tremendos dones.

6)     Dar nos retribuye en todos los ambitos.

El trabajo voluntario mejora nuestra salud física y mental, baja la tasa de mortalidad, disminuye el riesgo de depresión y enfermedades mentales, mejora los niveles de colesterol y la salud cardiovascular, esto según estudios cientifico recientes. Además, si nuestra tarea como voluntaria/o  incluye actividades físicas deportivo, ambiental, de protección civil o cultural, mejor.

7)     Tú puedes ser agente de cambio y transformacion

¿Quieres cambiar el mundo? ¿Poner tu granito de arena para que mejoren las cosas? ¿Acabar con el sufrimiento e injusticia? Haciéndote voluntario/a puedes convertirte en agente de este cambio que tanto anhelas. Suma fuerzas para mejorar la sociedad o el medio ambiente.

8)     Actúa siguiendo valores y principios que Dios fundamenta

¿Tienes muy claros tus valores y principios? ¿ Quieres ponerlos en práctica? Cuando eres voluntario/a te rigen valores como la generosidad, la solidaridad, el altruismo, la sostenibilidad, la justicia,  la fraternidad, la empatía, los derechos humanos, la igualdad, la libertad, la honestidad, la tolerancia, la sinceridad, la utopía….aplicalos.

9)     Proteger la naturaleza 

¿Te duele ver como se está deteriorando nuestro planeta? Hacerte voluntario/a de una organización que desarrolle programas de voluntariado ambiental es una manera de contribuir a la protección y cuidado del medio ambiente.

10)   El Gozo de sentirse bien

¡No todo es trabajo y esfuerzo! Haciendo voluntariado puedes divertirte mucho, disfrutar, pasarlo bien en todo tiempo y hacer buenos amigos y amigas. No demores ¡lánzate a la hermosa experiencia del voluntariado!

VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES  Y SUMATE AL EQUIPO

ESCRÍBENOS! Y SÉ PARTE DEL CAMBIO!

[email protected]